Comer en Madrid en los mejores Restaurantes

15
feb
2011

URKIOLA MENDI

Cocina de mercado con grandes detalles Gourmet

Recomienda este Restaurante en
recomienda este restaurante en facebook recomienda este restaurante en twitter

Como Llegar

  • C/ Arturo Soria, 51 28027 Madrid
  • 91 367 52 94 "Indicar al Reservar COMER.ES para trato especial"
  • 30 € - 50 €
  • Vuestra valoración es...
    1 cocinero2 cocineros3 cocineros4  cocineros5  cocineros
    Cargando ... Cargando ...
    (Pulsa sobre los cocineros para valorar)
  • Plano de situación

    Ver Restaurante Urkiola Mendi en un mapa más grande

Después de la desilusion del domingo en el Restaurante Los Montes de Galicia y siendo una fecha tan señalada, 14 de febrero, tenía que ir a comer en Madrid a un restaurante en el que no existiera posibilidad de fallo, y dandole vueltas me acordé del Restaurante Urkiola Mendi, restaurante al que había ido a cenar en una ocasión hacía 3 años y que siempre había tenido en mente volver, pero no encontraba la ocasión adecuada.

Asi que aunque estaba lloviendo y daba un poco de pereza salir, para  comer bien hago un esfuerzo con gusto, conseguí mesa con dificultad, me dierón la última que les quedaba ( y era cierto como pudimos descubrir más tarde.)

Fuimos al Restaurante Urkiola Mendi en coche, en la zona, aunque sea ciudad lineal, siempre se puede aparcar comodamente, el restaurante se encuentra dentro de una finca, por lo que los salones del restaurante no dan directamente a la calle, tienen varios ventanales grandes desde donde se podia ver la zona exterior que aprovechan en  veranos para poder cenar al aire libre, la decoración era moderna y sencilla, con pocos elementos decorativos, lo que más nos llamo la atención fue en la entrada la bodega acristalada que recorría el restaurante y ante la que se mostraba el pasillo que dividía sus dos salones.

¿Cenariamos bien por San Valentin?

Las mesas decoradas con el mismo estilo del restaurante, con un toque sencillo y moderno que le daban un aire sofisticado y de fondo escuchabamos música  jazz acorde al estilo del Restaurante.

Antes de sentarnos nos ofrecieron servicio de ropero gratis, y una vez nos sentamos listos para comer, nos trajeron un caldito de ave calentito, muy apropiado con el tiempo que hacia, servido en taza y con un sabor agradable y suave, nos ayudo a entrar en calor.

Después del caldito y ya entrados en calor, pasamos a la decision de seleccionar las bebidas y los platos para la cena, aunque tenía una gran variedad de platos y la mayoria de ellos con nombres que nos evocaban mezclas de sabores muy sugerentes, nos decidimos por pedir dos entrantes y dos platos principales,  los entrantes fuerón “Croquetas variadas de la casa” y “Ensalada de Verdel en Escabeche” y los platos principales elegidos “Bacalao al pil pil laminado sobre pan de libro de músico y pisto” y “Hamburguesa de buey gallego a la brasa y sus guarniciones”.

Para beber Agua Mineral y vino, esta vez el vino elegido fué un Spiga crianza de Ribera del Duero, añada 2005, que en otras ocasiones nos ha acompañado perfectamente, a la hora de tomarnos nota, nos sorprendio gratamente que fuera el gerente del Restaurante Urkiola Mendi y a la vez el chefRogelio Barahona el que viniera a tomarnos nota y ha explicarnos como eran algunos de los platos que ibamos a tomar, todo un detalle que tuvo con  todas las mesas, además nos hizo una sugerencia que seguimos, la de pedir únicamente medía ración de “Croquetas variadas de la casa”.

Tras tomarnos nota de los elementos que iban a componer nuestra cena, pasaron a servirnos el vino y el agua. El vino, nos lo sirvieron a buena temperatura. Este crianza de color cereza y de aroma afrutado, ideal para acompañar carnes, tenía un sabor potente que comenzo a dar sentido a nuestra velada.

Tras servirnos las bebidas y en un ambiente tan cálido y con  San valentín presente en  el local ( estaba lleno de parejas), estabamos deseosos de empezar a probar los platos tan sugerentes que habíamos pedido.

Para comenzar recibimos en nuestra mesa la “Ensalada de Verdel en Escabeche”, la presentación de la ensalada fue en platos individuales a cada comensal su ración, lista para comer. Tengo que decir, que aunque los elementos de la ensalada eran sencillos, pimientos, lechuga, cebolla, tomate y Verdel en escabeche, la ensalada en si, tenía una buena conjunción de  olores y colores, antes de paladearla ya se nos hacía  agradable a la vista y al olfato.

Y al saborearlo, tambien nos dio una buena sensación, ya que tenía el sabor del Verdel en cada pinchada, y los pimientos le daban una textura crujiente, siendo una  ensalada distinta y sabrosa que hizo que no dejaramos nada en el plato.

Tras comernos la ensalada, y relamiendonos los labios, pasamos al otro entrante que nos trajeron listo para comer “Croquetas variadas de la casa”, hay que recordar que pedimos mitad de ración ( 6 croquetas)  por lo que en cada plato, nos pusieron una croqueta de cada sabor, bacalao, cocido y chorizo.

Todas las croquetas tenían una textura muy suave, sin nada de sabor a aceite y con un relleno lleno de sabor a la materia prima principal, aunque las tres croquetas estaban muy buenas, no puedo pasar la ocasión de centrarme en dos de ellas, las croquetas de chorizo y de cocido,  las croquetas de chorizo estaban muy sabrosas con sabor intenso a chorizo, que hizo que me diera pena terminarmela :(, y la más autentica la croqueta de cocido, a mi me encantan estas cosas, sabores que me evoquen un lugar disnto o a otro tiempo, y esta croqueta me llevaba a mi niñez, el mismo sabor tradicional que las que hace mi madre, pero con una presentacion distinta y más elaborada, toda una satisfación para mi paladar que espero que no dejeis de probar cuando vayais al Restaurante Urkiola Mendi.

Después de unos deliciosos los entrantes, estabamos deseosos de que nos trajeran nuestros platos principales,  el Bacalao al pil pil laminado sobre pan de libro de músico y pisto, llegó a nuestra mesa con esta presentación tan original, en la que el bacalao se monta sobre panes finísimos, casi como una galleta y con el pisto en la parte superior, el sabor del bacalao era intenso, muy suave y limpio, y el pisto era insuperable, todo un acierto este plato que nos dejo muy satisfechos. Una obra maestra con la que avanzamos en la cena  deseosos de descubrir el último plato.

Maravillados por lo que habíamos probado hasta el momento, dimos paso a comer otra obra maestra, la  Hamburguesa de buey gallego a la brasa y sus guarniciones, lo primero que te llama la atención al recibir el plato es la conformación del mismo, nada de Hamburguesa tradicional, no recibimos una lamina de carne entre dos panes blandos y ketchup y mostaza por doquier, sino que recibimos en el plato una Hamburguesa de carne de Buey a la Brasa, sobre pan tostado, con aros de cebolla caseros encima y dos salsas sobre el plato, una de tomate y otra de semillas de mostaza, todo ello acompañado de una pequeña ensalada de cebolla y lechugas.

La presentación por si sola ya llamó nuestra atención, el olor a carne y brasa hacia que generasemos saliba y la primera pinchada hizo que disfrutasemos de un sabor muy especial, carne de calidad a la brasa que hizo que que resonaran varios UMMMM   UMMMM por nuestra parte en el restaurante, la hamburguesa estaba estupenda, ultimamente he ido a varios lugares especializados en hamburguesas gourmet, pero creo que la mayoría se quedan atrás ante este sabor tan autentico. POR FAVOR  PROBADLA ¡¡¡¡¡

Después de comer esa Hamburguesa tan fantástica, pasamos como casi siempre a la discusión de los postres…esta vez con una sencilla solución que nos dio la camarera que nos atendía,  pediríamos mitad de postre de  “Tarta sacher de chocolate, helado de caramelo y mantequilla salada de Soria” y mitad del postre “canutillos de Bilbao”

La Tarta de Sacher con chocolate, acompañada de más chocolate fundido tenía muy buen sabor y buena textura, pero de este postre, el centro de atención para mi, se convirtió el helado de caramelo y mantequilla que en lugar de acompañamiento, se convirtio en otro postre más, con un sabor casero y un cuerpo dulce y cremoso me dejo un magnifico sabor para disfrutar.

En cuanto a los Canutillos de Bilbao, tipicos del pais Vasco y que pocas veces tenemos la ocasión de pedir para comer en Madrid, hicierón que fuera un fin de fiesta dulce, ideal para San Valentín, tanto los hojaldrillos enrollados como la crema que rellenaban los canutillos nos pusieron sonrisa de bobalicones al comerlos.

Como suele pasar, cuando tenemos ante nosotros postres tan ricos, tras 125 segundos, los platos quedarón de la siguiente forma:

Antes de irnos hubo tiempo para pedir un cafe con leche, el cual vino bien acompañado por distintas opciones para endulzarlo.

Y trás el café, el fin de fiesta culinaría y la cuenta.

La cuenta salió por 125 €, pagados bien a gusto, en donde aunque pagaramos 60 € por comensal gran parte de la cuenta se incremento por el vino elegido y en donde no paramos de disfrutar con cada nuevo plato y con cada nuevo sabor, se convierte en uno de nuestros imprescindibles que invitamos a todos a conocer y al que volveremos.

Eso si intentaremos que sea un Jueves, fecha que ha elegido este restaurante para preparar unas 2 veces al mes conciertos de Blues y Jazz en directo, mientrás  disfrutamos de una magnífica cena, elaborando incluso a veces los menús para cenar en dichas veladas según el concierto.

Antes de despedirnos y de encomendar a la gente a que vaya a este magnifico restaurante tengo que dar las gracias a todo el equipo del Urkiola Mendi que tuvieron un trato esquisito durante toda la noche que hizo que nos sintieramos como en casa.

Si te ha gustado la crítica y nuestra forma de descubrirte Restaurantes en Madrid, nos ayudarías muchísimo:

  • Si haces una reserva, indicando que has conocido el restaurante gracias a COMER.ES
  • Recomendando esta crítica a tus amigos en tu FACEBOOK o TWITTER
  • Suscribiéndote GRATIS a nuestro boletín de novedades (pulsa aquí para suscribirte)

¡Gracias por seguirnos!

Por Eduardo Riol

Crítico gastronómico de Comer.es

Valoración de Comer.es
Opiniones sobre el restaurante(6)
judit18.02.2011

Acabo de descubrir vuestra web y ya me encanta. Creo que la voy a utilizar mucho. Y que pinta tiene la comida de este restaurante, lo tendré en cuenta. Buen finde a tod@os

Gonzalo2.03.2011

Un poco desleido el pil pil de bacalao ¿ de verdad estaba bueno ?

Eduardo Riol3.03.2011

Si que estaba bueno, esta mejor de la sensación que te puede transmitir la foto.

ANA17.06.2011

¡¡ PESIMO¡¡ Es increible que un sitio así esté en el mercado, haciendo competencia a los restaurantes honestos. El primer plato pasable: unos pimientos de Guernica con un tomate troceado,.. sin más. Pero pedimos de segundo rodaballo con arroz negro y bacalao. El rodaballo nos lo traen a la plancha con un poco de ensalada (sin el arroz). Pero lo mas grave es que parecian los restos de otra ración recalentada. Estaba completamente pasado, incluso olía a pescado en mal estado. Ante nuestro descontento, pedimos hablar con alguien responsable y nos mandan a la pobre ayudante de cocina que, obviamente, lo único que nos dice es que el pescado era fresco. LAMENTABLE, ¡no había ninguna persona responsable¡. Insisto, mediocre, malísima calidad, servicio decepcionante y carísimo. ¡Ah¡ por supuesto nos cobraron todo lo que habíamos pedido. NI SE OS OCURRA PROBAR. En Madrid hay montones de buenos restaurantes en los que no te engañan y que están a la altura.

Eduardo Riol20.06.2011

Ana me parece rarísimo que ta haya pasado eso que comentas en tu comentario, las veces que yo me he acercado siempre ha estado la comida excelente y el trato
tambien, incluso siempre ha estado el jefe de cocina, de verdad que no me hago una idea de que hay podido ocurrir.

UN SALUDO

Gerardo24.04.2012

Fui a comer el otro día formando parte de un grupo de unas treinta y tantas personas, nueve de las cuales eran menores.
No puedo enumerar los menúes porque alguno de ellos ni siquiera sé en qué consistieron. El mío y el de las personas próximas puedo calificarlos de excelentes. La opinión de todos, unánime, una pasada de bueno y de cantidad.
El vino buenísimo también, servido en copa, con mesura, eso sí. Los postres, como para relamer, que no relamerse.
El personal del restaurante, atento, amable, dispuesto en todo momento a ayudar.
El tempo un poco pausado, con certeza para dar tiempo a que la gente menuda, que comía aparte, diese buena cuenta de las viandas.
Esta página no admite valortaciones numéricas pero en caso de haberlas yo le daría un nueve. ¡Enrohabuena!

Envíanos tu opinión sobre el restaurante
Tu opinión (requerido)

Elige tu restaurante

ELIGE TU RESTAURANTE

Por valoracion

  • 1 cocinero
  • 2 cocineros
  • 3 cocineros
  • 4 cocineros
  • 5 cocineros
¿conoces un restaurante donde comer bien?

Franquicias

seleccionamos franquiciados comer.es

Aviso Legal · Política de Privacidad · Contacta con nosotros · Quienes somos
Copyright © 2011 Comer.es Todos los derechos reservados .  Diseño por Blogalizate

Ciudades donde está Comer.es en España: Comer en Valencia - Comer en MadridComer en BilbaoOfertas Restaurantes